El fotógrafo y los elementos a controlar

El fotógrafo y los elementos a controlar

Una boda es un evento complejo en el que un fotógrafo debe hacer frente a escenarios y situaciones muy diversas. El profesional de la imagen no puede fallar ya que la boda no se puede repetir, debe por tanto disponer de planes de contingencia destinados a evitar cualquier incidencia o imprevisto.

Es importante conocer a la pareja antes del día señalado, conocer sus gestos o expresiones y establecer un lazo comunicativo que deberá seguir fluyendo el día de la boda. Existen novios/as más serios/as y otros/as más espontáneos/as; otros más clásicos o formales, el fotógrafo deberá captar la esencia de su carácter y observar todas sus potencialidades plásticas.

Tener controlados y localizados los distintos escenarios, el espacio destinado al enlace nupcial, el restaurante y banquete, el salón para fiestas, etc… Es importante que el fotógrafo disponga de un espacio habilitado para cargar las baterías, guardar el material técnico, etc…

El fotógrafo irá acompañado de un asistente cuando las dimensiones de la boda lo requieran. Este realizará labores auxiliares tales como reponer baterías, facilitar el material, gestionar el almacenamiento y custodia del material, reunir a diferentes invitados para la fase de posados, apoyar en la dirección de modelaje, etc…

Respetar la labor del fotógrafo / Es frecuente que a lo largo de la boda se desate la euforia, es entonces cuando muchos invitados entorpecen (sin mala intención) al fotógrafo. Es importante que este pueda moverse con libertad y tomar las fotos de los posados sin tener que reclamar a los invitados.

El fotógrafo deberá llevar un 2º equipo; un fallo en la cámara, una avería o un imprevisto (robo, desperfecto en el objetivo, etc) deberá ser inmediatamente solucionado. Un segundo equipo permitirá seguir haciendo fotos con la tranquilidad y garantía para novios y sus invitados.

El cliente o contratante deberá facilitar toda la información que sea capaz de proporcionar: emplazamientos, horarios, teléfonos y direcciones de los espacios de celebración. El profesional de la fotografía deberá anticiparse a los movimientos y llegada/salida de los novios. En definitiva, debe estar en el momento preciso y en el lugar acertado , todo eso exige de una información previa y detallada del evento.

Es importante que la pareja establezca un pequeño aviso a los invitados sobre la existencia del fotógrafo; la necesidad de facilitar su trabajo y no interrumpirlo indebidamente en los momentos clave; saber dónde los invitados podrán acceder a todas las fotos a través de Internet, etc…

Publicado el:4 julio, 2019fotografosbodasbarcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *